domingo, 28 de mayo de 2017

El espectacular polo sur de Júpiter

Las imágenes que nos está transmitiendo la sonda Juno en órbita del gigante gaseoso nos están dejando boquiabiertos. Y eso que la misión principal de la sonda es el estudio de la magnetosfera y entorno de Júpiter.


De hecho, las fotografías están siendo tomadas por una cámara bastante simple para lo que es una misión de estas características.

Cámara de la sonda Juno
Del último sobrevuelo del planeta he seleccionado la siguiente fotografía del polo sur joviano. Es espectacular. Los detalles, las nubes (los ovalos azules son gigantescos huracanes), los colores,... sin palabras.

Polo Sur de Júpiter.


miércoles, 22 de febrero de 2017

Varios planetas potencialmente habitables en torno a una estrella distinta del Sol. Así es TRAPPIST-1.

Hoy la NASA había anunciado una rueda de prensa en la que comunicaría una noticia importante que tenía que ver con planetas extrasolares. Como ya sabemos, la cantidad de planetas descubiertos fuera de nuestro sistema solar es bastante grande. Tampoco es la primera vez que se descubre un planeta del tamaño de la Tierra o en la zona potencialmetne habitable en torno a su estrella.


Pero lo que la NASA ha anunciado si que es una novedad, al menos a mi me lo parece.

Un sistema de nada menos que siete planetas de tamaño terrestre en torno a una estrella. Si, han leído bien, siete exotierras. Pero eso no es todo. De esos siete planetas, tres de ellos (cuatro si somos optimistas) estaría situados en la zona de habitabilidad en torno a sus estrellas.


La estrella 2MASS J23062928−0502285 (que este es su nombre de catálogo) es una enana roja (8% del tamño de nuestro Sol) de tipo espectral M8 situada a 40 años luz de la Tierra. Y a este sistema estelar también se le llama TRAPPIST-1, nombre que toma del telescopio en el que fue descubierto, el TRAnsiting Planets and PlanetesImals Small Telescope, en Chile. En torno a ella orbitan los siete planetas descubiertos a una distancia mucho más cercana que los planetas de nuestro sistema solar, pero como su estrella es mucho menor que nuestro Sol (tiene un tamaño algo mayor que Júpiter), estos planetas recien descubiertos pueden tener una temperatura superficial acorde con la existencia de agua líquida. Estos son los planetas, en orden de distancia a su estrella: TRAPPIST-1d, TRAPPIST-1e, TRAPPIST-1f y TRAPPIST-1g

Comparación entre el Sol, TRAPPIST-1, Júpiter con sus los principales y los planetas encontrados
La detección de estos planetas ha sido posible gracias al método de los tránsitos, esto es, observar cuando éstos transitan por delante de sus estrella y producen una caída del brillo de la misma. A partir de estas observaciones se puede calcular tamaños y distancias de los mismos.

Tránsitos de los siete planetas ectrasolares detectados.

Estos descubrimientos han sido posibles gracias a la colaboración de varios observatorios terrestres (William Herschel en La Palma, VLT de Chile entre otros) y espaciales (Hubble y Spitzer). Con el próximo lanzamiento del nuevo telescopio espacial se espera poder caracterizar la posible atmósfera de estos exoplanetas y determinar sus propiedades.

¿No es fascinante?


Más información (referencias):
http://www.trappist.one/#
http://danielmarin.naukas.com/2017/02/22/trappist-1-un-sistema-estelar-en-miniatura-con-varios-planetas-potencialmente-habitables/
https://exoplanets.nasa.gov/trappist1/

jueves, 26 de enero de 2017

Exoplanetas a la vista.

La imagen de un sistema solar que todos tenemos en la cabeza es la de una estrella central y varios planetas que giran a su alrededor. El ejemplo más cercano, obviamente, sería nuestro propio Sistema Solar, con el Sol en su centro.
Telescopio Kepler, el gran descubridor de exoplanetas
Desde hace años, se están descubriendo exoplanetas (varios miles llevamos ya) orbitando a otras estrellas. Los métodos de detección son casi siempre indirectos, bien observando como pasan por delante de la estrella (método usado con el telescopio espacial Kepler) o bien midiendo las pequeñas oscilaciones en el movimiento de la misma. Pocos son los casos en los que se ha podido observar visualmente esos mundos.

Observatorio Keck, Hawaii
Uno de estos casos de observación directa es el de la estrella HR8799, situada a 129 años luz de distancia, en la constelación de Pegasus. El Observatorio Keck situado en Hawaii, ha estado observando este sistema desde hace 7 años y ha comprobado como las posiciones de los cuatro exoplanetas han ido cambiando con el discurrir del tiempo. El más cercano a la estrellas completa un órbita en 40 años y el más lejano unos 400 años.
La secuencia dura pocos segundos, condensando 7 años de observación. Nos enseña como giran estos cuatro mundos alrededor de su estrella, en una fracción de sus órbitas. 

No dejo de sorprenderme de que seamos capaces de ver desde nuestro mundo esta danza de planetas alrededor de otra estrella.

Juno, una misión de alto voltaje

La sonda espacial Juno, que desde el pasado verano se encuentra en órbita del planeta Júpiter, nos está enviando unas imágenes del planeta desde una perspectiva que nunca habíamos visto. A mi me están sorprendiendo, teniendo en cuenta que el objetivo principal de la misión no es fotografiar al gigante gaseoso.
El objetivo de la sonda Juno es estudiar el interior del planeta y el entorno próximo (y no tan próximo) donde los campos electromagnéticos y los cinturones de radiación son extremadamente potentes. La sonda describe órbitas polares y en cada uno de sus pasos cercanos al planeta obtiene unos datos gravimétricos muy precisos para conocer de la estructura interna de Júpiter. El problema es que a cada paso, la potente magnetosfera va estropeando la sonda y acortando la vida de la misma. Además, problemas técnicos no han permitido colocar la nave en la órbita esperada, lo que hará que los datos obtenidos no tengan la resolución esperada, pese a lo cuál seguirán siendo muy valiosos.

Recreación de Juno orbitando Júpiter
Pero la intención de esta entrada no era contar las peripecias de Juno, sino compartir algunas de las fotos que la JunoCam nos está mandando. Esta cámara, incluida a última hora por la NASA, no forma parte de los instrumentos científicos de la misión propiamente dicha, ya que no es necesaria para estudiar el campo gravitatorio de Júpiter ni los cinturones de radiación. Incluir la cámara es un requisito de la la agencia espacial norteamericana, que obliga a que en todas las misiones espaciales haya una cámara que envíe imágenes de los objetos visitados. Y menos mal, porque las fotos que está mandando son espectaculares.

Observemos esta impresionante fotografía donde se puede ver al planeta desde arriba, apreciando las estructuras nubosas que se encuentran en todo el polo norte. Es curioso que en este planeta gigante no observamos ninguna formación similar al famoso hexágono de Saturno.


En la siguiente fotografía del canal infrarrojo, podemos apreciar una gigantesca aurora polar:


O estas otras,durante el paso próximo a Júpiter que tuvo lugar le mes pasado. Es sobrecogedor el detalle de las imágenes y las formas nubosas que podemos apreciar en la atmósfera del planeta.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...