sábado, 10 de mayo de 2014

Se localiza la primera estrella hermana del Sol

Es bien sabido que las estrellas se forman en nubes moleculares que al contraerse, van formando en su interior multitud de estrellas. Cuando los vientos de las estrellas recién formadas barren los materiales restantes de la formación estelar, la mayoría de los cúmulos disgregan todos sus componentes por la galaxia (sólo unos pocos cúmulos permanecen unidos. El porqué de ello es tema para otra entrada futura). Un ejemplo de ello podría ser la Nebulosa de Orión, la región de formación estelar más espectacular de las cercanas a nuestro Sistema Solar. Podríamos decir que algo así fue la cuna donde nació nuestro Sol y sus estrellas hermanas.

Nebulosa de Orión (M42). Una zona espectacular de formación estelar.
Las Pléyades (M45), es un cúmulo joven, que está disgregando sus componentes. En su formación, el Sol tuvo que pertenecer a un cúmulo similar a éste.
Por lo tanto, nuestro Sol, que se formó hace unos 4500 millones de años, tiene que tener diseminadas por la galaxia, estrellas hermanas, que se originaron a la vez a partir de la misma nube molecular. Pues la primera de estas estrellas hermanas ha sido localizada, por un equipo de astrónomos de la Universidad de Texas, en Austin.

Después de una investigación sistemática de unos 30 candidatos a "familiares" del Sol, tras exhaustivos estudios espectroscópicos y de movimientos orbitales, han encontrado al primero de dichos hermanos. Se trata de la estrella HD162826, una estrella localizada a 110 años luz de nosotros y que es un 15% más masiva que nuestro Sol. La estrella, se encuentra en la constelación de Hércules, muy cerca de la estrella Vega. No es visible a simple vista, pero si que se puede ver con prismáticos (mv=6,46).

Posición de HD 162826, la hermana de nuestro Sol. Fuente: McDonald Observatory
Es la primera estrella hermana, pero con la información obtenida, será posible localizar más de ellas. Y es un hecho bastante importante, porque nos permitiría saber en qué lugar de nuestra galaxia se formó nuestro Sol. Tampoco se puede descartar el estudio de estas estrellas hermanas como posibles candidatas a buscar planetas y vida en ellos, ya que en los instantes iniciales de vida de estos soles, no es imposible el pensar en la transmisión de materiales de unas estrellas a otras.

Como vemos, se abre un apasionante capítulo en el estudio de la búsqueda del lugar de nacimiento de nuestro Sol y en la búsqueda (difícil, pero no imposible) de vida en otros sistemas estelares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...