jueves, 11 de febrero de 2016

Detectadas ondas gravitacionales por primera vez

Hoy podemos decir que es un día histórico para la Ciencia en general y para la Física en particular. Ha sido anunciando la detección de ondas gravitacionales de manera directa. Este descubrimiento ha sido posible gracias a los detectores de LIGO y a la colaboración internacional en la predicción numérica de estas ondas.


Las ondas gravitacionales detectadas provienen de la colisión-fusión de dos agujeros negros (se encuentra a 1,3 millones de años luz) para formar uno mayor. En ese cataclísmico evento, se producen una gran cantidad de ondas que pueden ser detectadas cuando pasan por los detectores de LIGO.
El pasado 14 de septiembre, una señal idéntica fue detectada de manera independiente con los dos instrumentos LIGO, situados cada uno en una punta de EE.UU. Comparando esas señales detectadas con las simulaciones y predicciones se puede ver que cuadran perfectamente. Podemos afirmar sin duda alguna que se trata de la detección de ondas gravitacionales procedente de una fusión de dos agujeros negros.

Ondas observadas vs. predicción numérica
Por cierto, de paso me gustaría añadir que si es importante la detección de las ondas gravitacionales, no lo es menos que esta observación prueba de forma definitiva la existencia de los agujeros negros. Señores suecos del Nobel, vayan preparando unos cuantos premios...

LIGO son unos sofisticados y muy precisos instrumentos, capaces de detectar pequeñas variaciones en longitud al paso de dichas ondas gravitacionales, que provocan deformaciones en el espacio, ya predichas por Einstein en la Relatividad General. En el siguiente vídeo nos cuentan cómo funciona estos interferómetros y como son capaces de detectar las ondas gravitacionales:


La secuencia completa de acercamiento y posterior fusión de los horizontes de sucesos de los agujeros negros y la formación de otro mayor, las podemos apreciar en el siguiente diagrama. Comparar la simulación numérica con la observación de LIGO basta para ver la gran similitud de dichas gráficas.


En el siguiente vídeo podemos oír estas ondas procedentes de la fusión de los agujeros negros. Hipnótico.


Sin duda un espectacular descubrimiento que confirma algo que se estaba esperando hace muchos años y abre todo un abanico de posibilidades de estudio en la comprensión de los fenómenos que suceden en el Universo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...